03 noviembre 2006

¿Qué es la Misión Ciencia?

Campesinos dormidos: Pablo Picasso

Rigoberto Lanz

1. Una nueva cultura científico-tecnológica

Esta condición implica tener clara conciencia de la magnitud del obstáculo que significa estar luchando precisamente contra una cultura instalada, contra una visión del mundo, contra una concepción del conocimiento, contra una manera de hacer ciencia, de enseñarla, de gestionarla, en fin, estamos enfrentados a una herencia cultural que es el más poderoso obstáculo a cualquier idea de revolución. Por ello el fin estratégico de mayor envergadura es precisamente la emergencia de una nueva sensibilidad teórica y política que vaya cuajando en otra manera de entender la producción de conocimiento, otra manera de practicar la relación de las ciencias con la gente, otro modo de encarar la educación, otra forma de gestionar el conocimiento.

2. Un nuevo paradigma

La cuestión no es sólo “poner al servicio” del pueblo lo que ya tenemos como ciencia y tecnología. El asunto no es “llevar” la ciencia y la técnica a las comunidades. No se trata sólo de que la gente “tenga acceso” a una ciencia y a una técnica que están allí como una suerte de almacén de disponibilidades neutras. La cuestión de fondo es producir otra lógica de articulación de los saberes y la sociedad, otro modelo cognitivo, nuevos conceptos y categorías que se engranan en otra racionalidad, en fin, una revolución epistemológica que transforme de raíz el modelo epistémico que el poder instauró en todos estos siglos.

3. Una apuesta por un nuevo tejido productivo

La revolución es un proceso integral que involucra toda la esfera de la vida social. Es obvio que no podemos aspirar a un cambio cultural que sólo se refiera al ámbito del conocimiento. Lo que está en juego es una transformación sustantiva de la lógica que gobierna el modelo societal que padecemos. Se trata de un proceso de cambio cualitativo del propio modelo civilizatorio que hemos heredado. Ello supone la construcción de un nuevo tipo de relaciones en el campo de la producción material, un nuevo tejido económico que instaure otro modo de producción fundado en la solidaridad, en la pertinencia ecológica, en el compromiso ético que nace de otra idea de país y de mundo.

4. Un empoderamiento de las comunidades

La Misión Ciencia tiene una enorme responsabilidad en la construcción de nuevas relaciones entre los saberes populares alternativos y las plataformas tecnológicas pertinentes. Ello implica no sólo un gran esfuerzo de “popularización” de las ciencias y las técnicas sino una dinámica creciente de apropiación crítica de todos los saberes de los que dispone la sociedad que repercute sensiblemente en los propios modelos institucionales encargados de gestionar este campo. El contenido popular de esta política no puede medirse en términos de “extensión” sino como intervención protagónica de la gente en la conducción de sus asuntos (incluidos los temas de soluciones técnicas a sus problemas)

5. Una plataforma de aseguramiento de la soberanía

Está demasiado claro que la dependencia tecnológica es uno de los mecanismos más eficaces de sometimiento en la lógica de la globalización. Frente a ello es preciso apostar a una mundialización solidaria donde puedan conjugarse: el aprovechamiento de experiencias en la solución de problemas, los aportes e innovaciones en todos los campos, la experiencia compartida en la búsqueda incesante de una racionalidad técnica ecológica y democráticamente fundada. La ruptura de la hegemonía en este campo pasa por una política pensada desde el Sur en la que los desarrollos tecnológicos tengan como prioridad una sustentabilidad ecológica-política.

6. Un acicate para las transformaciones educativas

Es evidente que no habrá cambio de paradigma ni revolución cultural si permanecen intactos los modelos educativos tradicionales. En el terreno de la enseñanza de las ciencias se juega una parte muy importante de los cambios que se buscan. Por ello es preciso concertar todas las iniciativas posibles para alentar esos cambios, para generar transformaciones en el seno de las instituciones de formación. Sabemos que hay allí poderosos obstáculos en esta coyuntura pero es obvio que debemos avanzar en una agenda común de todos los actores allí involucrados.

7. Un fortalecimiento de las infraestructuras

En una etapa de transición como la que vivimos en Venezuela es muy importante colmar las brechas en el terreno de servicios y equipamientos. Hay allí enormes desafíos que han de asumirse simultáneamente a los retos de transformación de todo el sistema. Por ello la Misión Ciencia contempla en su programación una atención prioritaria a la cuestión de los equipamientos, a la provisión de servicios tecnológicos, al mejoramiento de la capacidad de respuesta de múltiples organismos vinculados directamente a la búsqueda de soluciones.

8. Un apuntalamiento de las capacidades nacionales

Para cualquier efecto la cuestión de la formación aparece como un tema crucial en la agenda de desafíos de este momento histórico. Ello supone la formulación de estrategias múltiples que encaren el problema de la capacitación tecnológica y la formación de investigadores de una manera innovadora. Ello exige pensar más allá de la capacidad instalada en este campo y con otros criterios respecto a los modelos tradicionales de formación.

9. Misión Ciencia II: oportunidad de un salto

La coincidencia del esfuerzo por repensar la experiencia de la Misión Ciencia, la exigencia de formular un nuevo momento para su desarrollo y la coyuntura de un nuevo período de gobierno, configuran un cuadro favorable para profundizar el proceso de replanteamiento de la propia plataforma donde está montado el MCT. Por la pasmosa lentitud que tienen estos procesos, por la resistencia que generan en su interior y por la tendencia casi “natural” a burocratizar las experiencias nuevas, es menester diseñar una estrategia que pueda calar lo más hondo para que los cambios no terminen maquillando lo viejo. La vigorosa voluntad de generar un salto adelante en el campo del desempeño de la Misión Ciencia en el país debe acompañarse consecuentemente con la férrea voluntad de transformación del modelo de gestión que arrastramos.

7 comentarios:

Irene Stellha Bueno Lugo dijo...

mi nombre es Irene Stellha Bueno Lugo, curso el 3er año de Edcucac{ion mencion ingles en la Universidad de los Andes - Tachira En mi opinion, la mision ciencia tiene unos objetivos muy claros y muy correctos sobre lo que necesitamos; en lo personal como estudiante de educaci{on, creo firmemente en que no debemos plagiar los modelos tecnologicos ya existentes, ni conformarnos con simplemente seguir y seguir complementando el trabajo de otros, creo que debemos ser investigadores y expositores al mundo de lo nuevo, hay tantas cosas que aun no han sido descubiertas.! parte de nuestra labor docente es motivar a nuestros alumnos a la innovacion, a ser originales en su pensamiento y a encontrarse a si mismos en un mundo que siempre trata de llevarnos al conformismo, la mision ciencia me parece una excelente manera de promover la originalidad.. este es el link que les puede ampliar toda la informaci{on al respecto:

http://www.misionciencia.gob.ve/

francy dijo...

Francy Labrador. 3 año de ingles.-ULA.
Pienso que las últimas 3 décadas los avances tecnológicos han sido tan significativos, que conforman la piedra base para la introducción de nuevas tendencias educativas; ya los estudiantes no tendrían que realizar extensas y complicadas operaciones matemáticas, puesto las calculadoras y ordenadores personales lo harían por ellos. Significaba mayor tiempo para ocuparlo aprendiendo otras cosas. Vemos en los niños y adolescentes una recargada actividad extracurricular en algunos casos (Deportes, Música, danza), y en otros, tiempo excesivo dedicado a la televisión y juegos electrónicos, desplazando estos una verdadera actividad familiar.

Según Miguel Méndez, (2007).
Desde la invención de la imprenta por Gutenberg en el siglo XVI y la revolución industrial del siglo XVIII, ningún otro avance tecnológico había impactado en tan grande escala a la sociedad como el INTERNET. Recientemente el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT por sus siglas en inglés), hizo públicos los resultados de una extensa encuesta en donde se planteó a los interrogados que indicaran cuál o cuáles consideraban eran los principales desarrollos tecnológicos que habían cambiado el mundo. El INTERNET ocupó el primer sitio, por encima de los teléfonos celulares, las computadoras portátiles, las memorias portátiles, el DVD, la biotecnología o la medicina genómica. En muchos sentidos, puede decirse que el INTERNET ha creado una antes y después, de la misma manera que ocurrió hace muchas décadas con la invención y popularización de la televisión, o del teléfono o de la radio. Tal vez no sea exagerado considerar que la brecha cultural es más parecida a la surgida con la invención de la imprenta que a cualquier otra. Pero en este caso, la enorme cantidad de información disponible y la velocidad con que se puede acceder a ésta, han hecho a esta revolución tecnológica más acelerada y con un impacto más profundo.
Podríamos saber más sobre ciencia y tecnología en el siguiente link:
www.razonypalabra.org.mx

vanessa dijo...

Si uno de los objetivos de la misión ciencia no es “sólo cambiar el ámbito del conocimiento y con ello renovar e innovar” entonces para eso necesitamos como muy bien lo dice usted un proyecto que se aboque a encarar la educación desde otro punto de vista, a hacer que desde el nivel más temprano de formación hasta el superior pase una brizna honda y profunda de cambio para gestionar el conocimiento, dejar a un lado los modelos obsoletos cargados de letargo y pesimismo y proponernos como misión fundamental, hacer cambios profundos y verdaderos ante tal situación. Una duda que se cruza en mi camino es el cómo hacer para lograr o ver los frutos primigenios de lo que queremos; si por una parte hace falta una gran estructura tecnológica que respalde el proyecto que nos aboca, pero lo triste es que ni siquiera en las escuelas de formación superior, tomo como ejemplo mí alma mater, no contamos con la plataforma necesaria, para estar al día con los avances tecnológicos, son contados los esfuerzos de los procesos que están al día con ello. Por otra parte, el problema también lo integran los estudiantes universitarios, ajenas de la realidad que vivimos hoy día y más específicamente el proyecto que reposa en nuestro país, no existe la preocupación y menos aún, el factor de motivación para producir cambios. Al parecer la mediocridad y el desdén se han instalado en nuestras aulas, la excelencia se asoma únicamente en las utopías.
Por último si para “revolucionar la epistemología” que durante siglos estuvo cautiva por los sectarios del conocimiento, debemos tener plataformas adecuadas, también es altamente imperioso el manifiesto de una conciencia crítica por parte de los futuros profesionales, no hacernos de oídos sordos, sino como usted mismo dice buscar la manera así de fácil y de sencillo de “producir otra forma de articular los saberes”….pero ¿por dónde deberá empezar esto? Por todos los que conformamos una sociedad que se preocupa por los verdaderos procesos de cambios del país; cambios en nuestro modo de pensar y actuar, cambios es nuestras ideas y sobre todo CAMBIOS SOBRE CÓMO INTERPRETAR LOS SABERES PERTINENTES PARA DESENVOLVERNOS EN LA SOCIEDAD QUE NOS AGUARDA.
Vanessa Castro
Estudiante de tercer año de Educación mención Castellano y Literatura.
Universidad de Los Andes-Táchira

Sugey Zambrano dijo...

Hola mi nombre es Sugey Zambrano, curso 3er año de Educación Mención Ingles en la Universidad de los Andes Táchira. Yo pienso que la Misión Cultura es excelente porque es otra manera de encarar el conocimiento, por lo que resulta estar vinculada de lleno con la educación que es la encargada de gestionarlo.
La Educación en los últimos años, ha tenido que estar en proyectos para tratar de estar a la par con los cambios de la sociedad y para ello se le ha hecho necesario el implemento de plataformas tecnológicas que han encontrado como obstáculo la herencia cultural y la puesta en marcha aún de los modelos tradicionales, lo que se encierra en miedo a lo nuevo; con todo esto hacen a un lado los mecanismos que llevan a la globalización de la educación; el cambio que se haga debe involucrar a toda la sociedad poniendo en práctica los saberes populares que ayuden a la articulación de la misma y nuevos modelos cognitivos, logrando así un cambio total con aprobación critica, enfrentando de manera constante y con firmeza los enormes desafíos de transformación del sistema.
La sociedad debe ser quien ayude a los educadores a encarar la capacitación tecnológica y la innovación de los investigadores que de ella se encargan.
Es bueno saber que en toda Venezuela se le ha estado dando atención prioritaria a la cuestión de los equipamientos y provisión en la mejora de las redes tecnológicas para lograr una respuesta favorable por parte de la sociedad; de esta forma los organismo que prestan el servicio se encuentren motivados de seguir haciéndolo y contribuyan en el logro del objetivo de la misión.
Para mayor información pueden consultar la siguiente página web que contiene además información sobre otras misiones y otros puntos de la misión ciencia que no son inehentes al campo educativo:
http://www.misionesbolivarianas.gob.ve/misiones/misio

Sandoval Mayra dijo...

Mayra Sandoval estudiante del tercer año de educación mención ingles en la universidad de los Andes Táchira, considerando los aspectos que conforman la misión ciencia como la nueva cultura científico- tecnológico lo cual, nos permite romper con los grandes obstáculos para cualquier idea de la revolución, a través de nuevas estrategias para entender de otros maneras la producción de conocimientos la relación de las ciencias con la gente, la educación y el conocimiento.
La misión ciencia nos permite tener otro modelo cognitivo, nuevos conceptos y categorías en otra racionalidad. En cuanto al nuevo tejido productivo lo que se espera es un mejor movimiento económico que permita un mayor modo de producción basado en la solidaridad, compromiso ético pertinencia ecológica entre otros.
En cuanto al empoderamiento de las comunidades, su responsabilidad implica relacionar los saberes populares con las nuevas tecnologías, a través de dinámicas de apropiación crítica de los que disponen la sociedad.
El aseguramiento de la soberanía se debe llevar a cabo a través de una mundializacion solidaria donde se aprovechen experiencias en solucionar problemas, la racionalidad técnico ecológica aportes e innovaciones en todos los campos.
Los modelos educativos tradicionales deben presentar un cambio o avance por medio de cualquier iniciativa posible para el mejoramiento del mismo y así lograr las transformaciones en lo que es el seno de las instituciones de formación, siendo esta nuestra primordial labor como docentes.
Para lograr éxito en esta misión, esta debe contar con grandes equipos y servicios tecnológicos para obtener mejores respuestas de los organismos encargados en la búsqueda de soluciones.
Estamos en la era de la información y la comunicación es por ello que cada aspecto que conforma esta misión debe cumplirse de la mejor manera y la sociedad debe enfrentar y alimentar sus conocimientos de manera mas avanzada, basado en la ciencia y la tecnología.
Este link les podrá ayudar y ampliar este tema relacionado con la misión ciencia y tecnología: http://www.cenamec.org.ve/html/misionciencia/index.htm

Roy Alejandro Murillo dijo...

Mi nombre es Roy Alejandro Murillo Pérez, soy estudiante del 3er. año de la carrera de Educación Mención Inglés en la Universidad de Los Andes-Táchira. Tengo entendido que la Misión ciencia fue creada por el gobierno nacional para lograr una "alfabetización tecnológica" y tiene por objeto propiciar el encuentro de ciudadanas y ciudadanos con el uso de la TIC's. Aemás la Misión ciencia ayuda a un crecimiento en cuanto al uso e las tecnologías con el fin de proporcionar elementos prácticos que permitan usar el computador como herramienta de apoyo para el pueblo y el crcimiento del conocimiento. La ciencia y la tecnología nos permitirá como futuros docentes a mejorar la practica docente y a colaborar para que los estudiantes sepan utilizar estas tecnologias. Aunque no estudiamos informatica, debemos tener en cuenta que la globalización esta marcada por el uso de las tecnologías, tanto así que ya los estudiantes han dejado un poco al lado las bibliotecas por buscar información en internet y por el fácil acceso que tienen a él, y en un futuro que cada vez es mas cercano, cuando desempeñemos nuestra labor docente, es necesario motivar a los alumnos a usar la Tecnologías de la Información y la Comunicación. Cabe destacar que para que haya un crecimiento continuo de las tecnoligías en Veneuelas es necesario que el gobierno nacional presidido por el Presidente Chávez equipe los centros de informatica existentes y fomente la fundación de nuevos centros de informatica que esten al servicio del pueblo. Para mas información sobre la Misión Ciencia y sus objetivos pueden buscar en los siguientes links:
http://www.misionciencia.gob.ve
http://www.misionesbolivarianas.gob.ve

Anónimo dijo...

Aqui como que obligaron a los estudiantes de ingles de la ULA a publicar.. jejeje que buena esa profesor por lo menos asi participan...